Este contenido ha sido visitado: 3492 veces

Vote por este contenido
( 39 Votos )

HORAS SANTAS APOSTOLICAS MES DE SEPTIEMBRE


 

  

"El que reciba en mi nombre a uno de estos niños, a mi me recibe"
  25 de Septiembre

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos atravesaban Galilea, pero Él no quería que nadie lo supiera, porque iba enseñando a sus discípulos. Les decía; “El Hijo del Hombre va a ser entregado en manos de los hombres; le darán muerte, y tres días después de muerto, resucitará”. Pero ellos no entendían aquellas palabras y tenían miedo de pedir explicaciones. Llegaron a Cafarnaúm, y una vez en casa, les preguntó: “¿De qué discutían por el camino?”. Pero ellos se quedaron callados, porque en el camino habrían discutido sobre quién de ellos era el más importante. Entonces Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: “Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos”.

Después, tomando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: “El que reciba en mi Nombre a uno de estos niños, a Mí me recibe. Y el que me reciba a Mí, no me recibe a Mí, sino a aquel que me ha enviado”.

         

     

JavaScript is disabled!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

 

  

 

"Era necesario que el Hijo del hombre padeciera mucho"
  18 de Septiembre

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a los poblados de Cesarea de Filipo. Por el camino les hizo esta pregunta: “¿Quién dice la gente que Soy Yo?”. Ellos le contestaron: “Algunos dicen que Eres Juan el Bautista; otros, que Elías; y otros, que alguno de los profetas”.

Entonces Él les preguntó: “Y ustedes, ¿quién dicen que Soy Yo?”. Y Él ordenó que no se lo dijeran a nadie.

Luego se puso a explicarles que era necesario que el Hijo del Hombre padeciera mucho, que fuera rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, que fuera entregado a la muerte y resucitara al tercer día. Todo esto lo dijo con entera claridad. Entones Pedro se lo llevó aparte y trataba de disuadirlo. Jesús se volvió, y mirando a sus discípulos, reprendió a Pedro con estas palabras: “¡Apártate de Mí, Satanás!” Porque tú no juzgas según Dios, sino según los hombres”.

Después llamó a la multitud y a sus discípulos, y les dijo: “El que quiera venir Conmigo, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y que me siga. Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero que pierda su vida por Mí y por el Evangelio, la salvará”.

         

     

JavaScript is disabled!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

 

  

"EFFETÁ"
  11 de Septiembre

“En aquel tiempo, salió Jesús de la región de Tiro y vino de nuevo, por Sidón, al mar de Galilea, atravesando la región de Decápolis. Le llevaron entonces a un hombre sordo y tartamudo, y le suplicaban que le impusiera las manos. Él lo apartó a un lado de la gente, le metió los dedos en los oídos y le tocó la lengua con saliva. Después, mirando al cielo, suspiró y le dijo: “¡Effetá! (que quiere decir “Ábrete”). Al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y empezó a hablar sin dificultad.

Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero cuanto más se lo mandaba, ellos con más insistencia lo proclamaban; y todos estaban asombrados y decían: “¡Qué bien lo hace todo! Hace oír a los sordos y hablar a los mudos”.

         

     

JavaScript is disabled!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

 

   

  

"SU CORAZON ESTÁ LEJOS DE MI"
  4 de Septiembre

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los fariseos y algunos escribas venidos de Jerusalén.  Viendo que algunos de los discípulos de Jesús comían con las manos impuras, es decir, sin habérselas lavado, los fariseos y los escribas le preguntaron:

“¿Por qué tus discípulos comen con manos impuras y no sigue la tradición de nuestros mayores?”.  ( Los fariseos y los judíos, en general, no comen sin lavarse antes las manos hasta el codo, siguiendo la tradición de sus mayores; al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones, y observan muchas otras cosas por tradición, como purificar los vasos, las jarras y las ollas).

Jesús les contestó: “¡Qué bien profetizó Isaías sobre ustedes, hipócritas, cuando escribió: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.
Es inútil el culto que me rinden, porque enseñan doctrinas que no son sino preceptos humanos!

Ustedes dejan a un lado el mandamiento de Dios, para aferrarse a las tradiciones de los hombres”.

Después, Jesús llamó a la gente y les dijo: “Escúchenme todos y entiéndanme. Nada que entre de fuera puede manchar al hombre; lo que sí lo mancha es lo que sale de dentro; porque del corazón del hombre salen las intenciones malas, las fornicaciones, los Robos, los homicidios, los adulterios, las codicias, las injusticias, los fraudes, el desenfreno, las envidias, la difamación, el orgullo y la frivolidad. Todas estas maldades salen de dentro y manchan al hombre”.

         

     

JavaScript is disabled!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

 

   

 

Victoria y Realeza

Nos han visitado...

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy74
mod_vvisit_counterAyer105
mod_vvisit_counterEsta semana738
mod_vvisit_counterEste mes2589
mod_vvisit_counterHasta hoy259670